BENALMÁDENA Y TORREMOLINOS AÚNAN ESFUERZOS Y CREAN UNA MESA DE TRABAJO CONTRA LA VENTA AMBULANTE ILEGAL

Los municipios de Benalmádena y Torremolinos aunarán esfuerzos en la lucha contra la venta ambulante ilegal este año 2018, con la creación de una Mesa de Trabajo integrada por representantes Policía Local y Nacional de Benalmádena y Torremolinos, alcaldes y concejales de Seguridad Ciudadana, Comercio y Venta Ambulante de ambos municipios, y representantes de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Benalmádena (ACEB), Asociación de comerciantes y Empresarios de Torremolinos (ACET), y la Asociación de Empresarios de Benalmádena Costa.

 

La primera reunión, celebrada el pasado día 12 de abril a petición de la ACEB en su sede, tuvo como resultado la creación de esta mesa, donde dicha asociación solicitó el compromiso de los Ayuntamientos de Benalmádena y Torremolinos para compartir sus recursos y planificar las acciones conjuntas entre los agentes implicados en la lucha contra la venta ambulante ilegal y falsificaciones, una demanda “que fue bien acogida por ambos ayuntamientos, que han mostrado su disposición a colaborar mutuamente”, según expresó la presidenta de la ACEB, Rosa María González Rubia, tras este encuentro.

En esta primera reunión estuvieron presentes, además de la presidenta de este colectivo, el presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Torremolinos, Juan Vallejo; los alcaldes de ambos Ayuntamientos, Víctor Navas y José Ortiz; los concejales de Seguridad y de Comercio de Benalmádena, Javier Marín y Bernardo Jiménez; el concejal de Vía Pública y Venta Ambulante de Torremolinos, Jesús Díaz; los jefes de la Policía Local de ambos municipios; el comisario en funciones del Cuerpo Nacional de Policía; Santiago Gómez, representantes de la Asociación Empresarios de Benalmádena Costa y miembros de la Junta Directiva de la ACEB.

En dicho encuentro se puso sobre la mesa la necesidad de reforzar la seguridad y la vigilancia, así como la concienciación de los viandantes para evitar comprar este tipo de productos. En ese sentido, se pondrán en marcha campañas específicas a pie de calle para recordar a la ciudadanía que si compra un producto falsificado comete un delito y que a su vez no ayuda a mejorar el tejido comercial local.

Además, desde la ACEB se incidió y se solicitó la necesaria coordinación entre policías locales de ambos municipios y también entre Policía local y Policía Nacional, así como establecer líneas políticas comunes para demandar a administraciones superiores con competencias en Seguridad que tomen en consideración y corrijan las carencias más importantes que tiene la zona en verano, entre otras cuestiones.